jump to contents

.

Home »Vivir en Italia »Viajar por Italia »Viajar por Italia: dentro del país »

Study in Italy
Italian higher education for international students
italiano  italiano  italiano  italiano  italiano 


Viajar por Italia: dentro del país

Viajar en avión dentro de Italia puede resultar bastante caro, si bien la mayoría de las compañías ofrece tarifas especiales si reservas con anticipo suficiente o evitas la temporada alta. Consulta siempre las ofertas especiales en internet.Alquilar un coche es una estupenda posibilidad, porque te da la libertad de explorar el terreno a tus anchas. El alquiler de un coche de tamaño medio cuesta entre 300 y 400 euros por semana y a menudo existen ofertas especiales solo para el fin de semana.
Recuerda que en Italia se conduce por el lado derecho y asegúrate de que conoces los diferentes límites de velocidad: 130 Km/h en las autopistas de peaje y entre 70-90 km/h fuera de los centros urbanos. El límite en los centros urbanos es de 50km/h.
En las autopistas las gasolineras están abiertas durante las 24 horas. En otras partes, generalmente, están abiertas de 7.30 a 12.30 y de 14.30 a 19.30. El autoservicio también está disponible las 24 horas al día.
Las autopistas son de pago. Al entrar retiras un ticket y al salir pagas el peaje en base a la distancia que hayas recorrido. En algunas autopistas de breve recorrido se paga un peaje fijo al entrar. No intentes entrar o salir a través de las barreras TELETAC (en Italia: TELEPASS), ya que para ello es necesario que hayas instalado en tu coche el aparato especial Telepass.

Viajar en tren es la mejor manera de moverse fácil y económicamente por toda Italia, y visitar los principales pueblos y ciudades, especialmente porque las estaciones suelen estar situadas muy cerca del centro.
Hay trenes de alta velocidad denominados Eurostar en las líneas principales, que incluyen Roma - Florencia - Milán.
Es aconsejable reservar. Todos los billetes de tren se pueden comprar en las ventanillas de la estación (biglietteria) incluso dos meses antes del viaje, pero DEBES timbrar el billete inmediatamente antes de subir al tren en las máquinas que encuentras en los andenes. Los pasajeros que viajen sin billete o con billetes sin timbrar serán sancionados con una multa. Merece la pena que compres tu billete antes de viajar, ya que en las ventanillas de la estación suelen formarse largas colas y te arriesgas a perder el tren. También tienes a tu disposición el servicio de reservas por internet, pero no vale para todos los trenes.

Tarjetas InterRail

La tarjeta InterRail combina la posibilidad de viajar a bajo precio por Europa con la máxima flexibilidad. Escoge entre ocho zonas diferentes, que llegan hasta países lejanos como Turquía y Marruecos. La tarjeta te permite realizar, durante un mes, un número ilimitado de viajes dentro de las zonas elegidas. Los poseedores de la tarjeta InterRail gozan también de importantes descuentos para los transbordadores europeos. Cualquier persona puede comprar una tarjeta, pero las tarifas más baratas son para los menores de 26 años.
El nuevo billete mini InterRail tiene validez durante 12 días y es perfecto para quienes desean descubrir Europa, pero ¡no disponen de un mes entero para hacerlo!
Puedes encontrar más información en la página web de InterRail, incluida una guía de las zonas. Rail Europa tiene un servicio de reservas por internet.

Carta Verde Trenitalia

La compañía de ferrocarriles italiana “Trenitalia” ofrece una tarjeta especial para la gente joven de menos de 26 años, con la que se te aplica un 10% de descuento sobre los billetes nacionales de 1ª y 2ª clase y un 25% de descuento sobre los billetes internacionales. La tarjeta es válida durante un año y cuesta 40 euros.
Puedes consultar los detalles en la página web trenitalia.com.

Autobuses y servicios de autocares

Los autobuses y servicios de autocares son también una manera más barata para visitar Italia. Esto vale especialmente para rutas locales y en las áreas de montaña, pero también hay servicios que conectan las ciudades vía autopista. Sin embargo, es cada vez más difícil averiguar la oferta de servicios, ya que a menudo hay muchos operadores diferentes en cada provincia.